El espacio diseñado para madres y padres que quieren afrontar los retos educativos diarios sin perder los nervios.

¿Te gustaría entender y ayudar a tu hijo a que alcance una vida plena sin sentirte frustrada e insegura con respeto a lo que estás haciendo? 

Descarga gratis mi ebook 

"Los 7 secretos para educar a tu hijo sin perder los nervios"

El espacio diseñado para madres y padres que quieren afrontar los retos educativos diarios sin perder los nervios.

¿Te gustaría entender y ayudar a tu hijo a que alcance una vida plena sin sentirte frustrada e insegura con respeto a lo que estás haciendo? 

Descarga gratis mi ebook 

"Los 7 secretos para educar a tu hijo sin perder los nervios"

Nadie nos ha enseñado a ser padres y no porque sea fácil precisamente.

Por un momento párate a pensar: ¿Cuántas veces te has visto sin herramientas para gestionar la relación con tu hijo?

Las relaciones personales, con frecuencia, se convierten en un reto. Y más cuando hablamos de niños. Al final, ellos se están desarrollando y pasan por una serie de etapas que si no nos las enseñan, desconocemos, ¿verdad?

Todo esto termina por hacer que levantarse por las mañanas, vestirse, ir al cole, comer, asumir responsabilidades, usar el móvil, la vida social…  Se convierta en un reto en mayúsculas. Un reto que, a veces, se nos hace cuesta arriba.

Y como reto que es, buscamos soluciones. Lo malo es que muchas veces no las encontramos y acabamos explotando o, en su otro extremo, aguantando y quitándole importancia. Al fin de al cabo, terminamos por agotarnos y, en muchos casos, sintiendo frustración, rabia, desesperación o culpa.

-”No sé si lo estoy haciendo bien como madre/padre”

-”Mi hijo no me hace caso. Tengo que repetirle quinientas veces las cosas”

-”Mi hijo no tiene motivación por nada”

-”No sé cómo gestionar los conflictos en casa y después me siento culpable”

-”Mis hijos no paran de pelearse entre ellos”

-”Siempre me preocupo y estoy pensando en que le pueda estar pasando algo malo a mi hijo”

-”Mi hijo no me cuenta nada”

-”Estoy pasando un duelo familiar o una situación complicada y no quiero que mi hijo lo pase mal”

-”Mi hijo no come nada. Sólo quiere comer ultraprocesados”

-”Me preocupa que mi hijo esté enganchado todo el día a la máquina”

-”No paro de pelearme con mi pareja, mi familia o mis amigos por ver de manera diferente la forma de educar a mis hijos”

-”Mi hijo no asume responsabilidades. Se lo hago todo yo”

-”Mi hijo va mal en los estudios”

¿Es posible dar solución
a todas estas situaciones?​

Si has llegado hasta aquí es porque quieres ser mejor mamá o papá y, de alguna manera, puede que sientas que necesitas una nueva forma de educar porque lo que venías haciendo no te termina de convencer o ya no te funciona. La realidad es que sí que es posible salir de estas situaciones y todo sin perder ni el bienestar ni la calma.  De hecho, sólo existe una cosa que te lo impide y, ¿sabes cuál es?

¿Es posible dar solución
a todas estas situaciones?​

 

Si has llegado hasta aquí es porque quieres ser mejor mamá o papá y, de alguna manera, puede que sientas que necesitas una nueva forma de educar porque lo que venías haciendo no te termina de convencer o ya no te funciona.

La realidad es que sí que es posible salir de estas situaciones
y todo sin perder ni el bienestar ni la calma.  De hecho,
sólo existe una cosa que te lo impide y, ¿sabes cuál es?

Group of kids playing with soap bubbles in forest. Boy blowing soap bubbles with friends trying to catch the bubbles.

El piloto automático.

Ese bendito automatismo que nos permite funcionar a base de repetición cuando estamos demasiado cansados o en situaciones de estrés, pero que, cuando se trata de educar, no nos deja ver la realidad con perspectiva ni actuar de forma diferente. ¿Te ha pasado?

Además, te sorprendería saber que lo que repetimos, en este estado, no suele ser nuestro ni lo elegimos. Sencillamente, lo hemos aprendido de nuestros modelos parentales o educativos.

Group of kids playing with soap bubbles in forest. Boy blowing soap bubbles with friends trying to catch the bubbles.

El piloto automático.

Ese bendito automatismo que nos permite funcionar a base de repetición cuando estamos demasiado cansados o en situaciones de estrés, pero que, cuando se trata de educar, no nos deja ver la realidad con perspectiva ni actuar de forma diferente. ¿Te ha pasado?

Además, te sorprendería saber que lo que repetimos, en este estado, no suele ser nuestro ni lo elegimos. Sencillamente, lo hemos aprendido de nuestros modelos parentales o educativos.

GG - Ojo-40

¿Te gustaría aprender una nueva forma de educar
más allá de la que te enseñaron en casa o en la escuela?

¿Te gustaría aprender una nueva forma de educar más allá de la que te enseñaron en casa o en la escuela?

Soy

Griselda Garriga,

apasionada de la infancia y el comportamiento humano. Durante más de 10 años he acompañado a familias y niños de todo tipo a encontrar soluciones en sus retos educativos desde diferentes ángulos: psicóloga, maestra infantil y voluntaria. 

Desde siempre me he considerado una persona altamente sensible, lo cual me ha llevado a querer entenderme a mí misma. De esta manera, fui formándome hasta que en 2017, durante un fuerte proceso de transformación personal,  descubrí el Método Montessori y la Disciplina Positiva. 

Gracias a esta etapa, comencé a cuestionar mi forma de trabajar hasta entonces y cambié mi manera de ver al niño y a la vida, en general.

Tal fue la transformación que esto me llevó a querer compartir este cambio de mirada hacia la infancia, ayudando a familias a liberarse de aquellos patrones a la hora de educar que, lejos de servirles, les impiden avanzar y facilitandoles herramientas que les permitan tener las relaciones que desean con sus hijos.

¿Te imaginas cómo sería afrontar los retos diarios con calma  y disfrutar más de tu hijo sin agotarte con situaciones que cada vez van a más?

¿Te imaginas cómo sería afrontar los retos diarios con calma y disfrutar más de tu hijo sin agotarte con situaciones que cada vez van a más? 

Tú también puedes mejorar la convivencia familiar sin sentirte culpable o desbordada

Captura-de-pantalla-2020-01-26-a-las-18.41.56

"Antes de trabajar con Griselda me sentía incapaz a la hora de gestionar las peticiones de mi hija María de 2 años. Sentía que entraba en un bucle y que al final siempre se salía con la suya. Gracias al trabajo de Griselda he podido comprender que tengo el poder de cambiar las cosas sin ofuscarme y sin presión. Ahora, la situación es más desahogada y ya no me estreso pero no por ello he dejado de ser firme en mis decisiones. Poco a poco, estas situaciones han dejado de ser un problema y yo me siento más cómoda a la hora de enfrentar estos retos diarios."

CARLOTA MARTÍNEZ
Captura-de-pantalla-2020-01-26-a-las-18.46.41

"Gracias a Griselda, ahora puedo decir que tengo herramientas para no ceder en las peticiones de mi hija sin perder la paciencia, pensando antes de actuar o antes de decir las cosas en caliente. Me ha ayudado a explicarle las cosas sin enfadarme sin acabar harto y sin que se salga con la suya. Ahora por ejemplo, hemos conseguido comer todos juntos a nuestro ritmo, tranquilos y sin berrinches, situación que antes era impensable. Gracias por ayudarme a implementar pequeños cambios que ya son habituales y han cambiado nuestro día a día por completo. "

VINCENT PIERA
Captura-de-pantalla-2020-01-26-a-las-19.20.37

“Tuve la suerte de asistir a un taller de Griselda y me pareció super interesante. Como educar a tus hijos es un tema que siempre preocupa porque nunca estás seguro de estar haciendo las cosas correctamente. Griselda transmite sus conocimientos de manera clara y con un entusiasmo contagioso. Es posible que pienses que explica cosas obvias y que ya sabes. Pero cuando profundizas te das cuenta de que hay mil matices y además no es nada fácil aplicarlo constantemente y ella te da trucos mediante dinámicas que cuando llegas a casa y a la realidad, recuerdas y te son muy útiles. Ganas de aprender más con ella.”

IRENE FERNÁNDEZ
WhatsApp Image 2020-04-16 at 9.50.14 PM

“Antes de asistir al taller de DP mi situación con mi hija mayor era muy variable. Desde que había nacido su hermana pequeña todo era bastante más complicado y las estrategias que hasta entonces me habían funcionado ya no eran efectivas. Ya sólo enfadarme y gritar parecía funcionar, y nos afectaba a todos (incluído a nivel de pareja) estar de tan mal humor. Me sentía triste, frustrada e impotente. Su asesoramiento me ha dado confianza y sobre todo herramientas para estar mejor, a nivel personal y familiar. Establecer bases para el autocuidado, el respeto, la firmeza y amabilidad...un gran reto llevarlo todo a cabo, pero sin duda valdrá la pena. ”

SALOMÉ BOLIVAR LAGO
WhatsApp Image 2020-05-06 at 8.36.49 PM

“Mi situación antes de ir al taller era desorientación los problemas que tenía era por desconocimiento y me ponía nerviosa. Los cambios que he visto es que mi hija confía más en nosotros. El asesoramiento me da calma y cuando tengo que ordenar mi relación con mi hija ahora soy firme y amable. Griselda lo hace ameno y como gesticula y lo hace de una manera, “implicada “te lo crees. Aún me siento descolocada pero más segura. Me gustaría recomendar su trabajo porque creo que es una herramienta que necesitamos todos ,ahora mismo”

IRENE

Me has visto o has oído hablar de mí en:

GG - Ojo-40

¿Te gustaría que tu hijo colaborara sin tener que acabar  discutiendo o en una rabieta todos los días?

¿Te gustaría que tu hijo colaborara sin tener que acabar discutiendo o en una rabieta todos los días? 

Transforma el clima familiar en un ambiente  más tranquilo y beneficioso sin conflictos que se escalen.

Los 7 secretos para educar a tu hijo sin perder los nervios

(Visited 963 times, 4 visits today)