¿Qué es la alta sensibilidad?

¿Sabías que entre el 15 y el 20% de la población es altamente sensible?

La alta sensibilidad es un rasgo descubierto a inicios de los 90 por la psicóloga Elaine Aaron. Sus estudios científicos demuestran que las Personas Altamente Sensibles (PAS) tienen un sistema nervioso que les hace sentir y procesar la información de manera más profunda. Lo cierto es que se trata de un rasgo, no es ninguna enfermedad. Simplemente es una condición que te lleva a sentir de modo amplificado.

¿Ser PAS es hereditario?

Estudios recientes han descubierto que el  gen 5HTTLPR está relacionado con la alta sensibilidad. De esta manera, podemos decir que el rasgo puede heredarse afectando a dos de cada diez personas, hombres y mujeres por igual.

alta sensibilidad

Los 4 pilares de la alta sensibilidad

La investigación reciente de la dra. Elaine Aaron la llevó a distinguir los 4 pilares esenciales que una PAS debe reflejar. (Deben cumplirse todos para ser PAS).

1. Profundidad de procesamiento.

Las PAS  perciben más cantidad de estímulos y los procesan en profundidad. Analizan los estímulos percibidos realizando comparaciones entre las situaciones presentes y las experiencias pasadas. Dicho de otra manera, “le dan muchas vueltas a todo”.

Ejemplo:

“Hoy has ido a buscar a tu hijo a la escuela infantil y no quería irse contigo. Incluso  ha estado llorando un buen rato diciendo que quería ir con papá… Entonces en seguida se disparan una serie de pensamientos en tu cabeza del tipo: ¿habré hecho algo malo? ¿Quizá ayer fui muy brusca poniendo ese límite? ¿Quiere más a su padre que a mí? ¿Quizá tiene algún tipo de trastorno de apego?” Hasta poder terminar bastante agobiada por todo lo que estos pensamientos te hacen sentir.

2. Sobre estimulación o saturación

Al procesar la información de manera más profunda y percibir detalles más sutiles que las No-PAS hace que llegue demasiada información a su sistema neurosensorial. Esto les abruma y les satura fácilmente.

Ejemplo:

Ir de vacaciones con unos amigos, significa que constantemente estás acompañada de gente haciendo diferentes actividades sin descansar y no tener tiempo para estar a solas. Si eres PAS esto fácilmente puede provocarte estrés y una irritabilidad que no comprendes. “¿Cómo puede ser que me sienta así si estoy de vacaciones?” Querida PAS, tu cerebro se sobre estimula fácilmente y necesita descansar regularmente. Pasa un tiempo a solas a poder ser con los ojos cerrados para que tu sistema se recupere.

3. Gran emocionalidad y empatía

Las Personas Altamente sensibles sienten las emociones de manera más intensa, teniendo a veces la sensación de vivir en una montaña rusa emocional. Se conmueven más fácilmente que el resto ante situaciones cotidianas como disfrutar de un paisaje, de una conversación y les encanta experimentar con el arte y la música.

A nivel social, son capaces de percibir los estados emocionales de otras personas tan solo observando sus expresiones faciales. Su capacidad empática es tan elevada que, en estudios de Rmf han demostrado que se activan las mismas áreas cerebrales que la persona con quien están siendo empáticos. Y es que todo lo que se refiere a las emociones les afecta muchísimo, tanto las propias como las de los demás, hecho que a veces hace que se sientan incomprendidos. “No hace falta que te pongas así”, “no hay para tanto” son expresiones que pueden recibir a menudo por parte de los demás.

Esta falta de comprensión, también los lleva a ser muy susceptibles a la crítica de los demás.

4. Sensibilidad a las sutilezas.

Las PAS muestran una elevada sensibilidad sensorial. Son más sensibles a los olores, las texturas, los ruidos, los detalles visuales… en definitiva a todo lo que haga referencia a sensaciones y matices de éstas.

alta sensibilidad

Ejemplo:

El sonido de un reloj por la noche quizá no les deja dormir, les molestan las etiquetas de la ropa, les puede agobiar el ajetreo de una gran ciudad… Y es que percibir con tanta precisión e intensidad te lleva a sentirte sobre estimulada e incómoda fácilmente.

En resumen, ser PAS es un rasgo para toda la vida, no es ni bueno ni malo. Simplemente es una condición con la que naces y  que te lleva a sentir de una manera amplificada.

Sin embargo, es cierto qué, ser PAS te lleva a ser más vulnerable a padecer estrés y en ocasiones es difícil encajar  en una sociedad en la que la sensibilidad no está bien vista. Incluso puede ser que alguna vez hayas intentado dejar de ser tan sensible, sintiendo frustración al no lograrlo. (Ya que es imposible dejar de ser PAS)

Lo que si es posible y muy recomendable para mejorar tu equilibrio emocional es conocer tu rasgo y qué puedes hacer para sentirte mejor en aquellos momentos en los que te sientes sobrepasado y que no encajas.

Algunos consejos que te pueden ayudar: 

  • Pasar tiempo en soledad, al menos un momento al día: aquel café por la mañana, un paseo, gozar de las pequeñas cosas como una ducha de agua caliente…
  • Procurar desconectar de la estimulación sensorial (ruidos, luces, pantallas…) ayudará a que tu mente se recupere y no te sientas tan saturada/o.
  • Irte a dormir pronto. Para las PAS es imprescindible un buen descanso.
  • Poner límites a los demás. Aprender a decir no con asertividad.
  • Practicar el autocuidado.
  • Evita compararte con los demás

Y si todavía tienes dudas acerca de si compartes el rasgo o no, te dejo un test elaborado por la doctora Elaine Aaron que te puede ayudar a resolver esta identificación.

 

alta sensibilidad
(Visited 97 times, 1 visits today)